¿QUÉ HAGO?

Porque no evitar esta pregunta... puedes saber lo que hacer ante un accidente, sea doméstico, laboral, el la calle...
Formas parte de este blog, leelo, entra en el FORO, Dudas, preguntas sugerencias consultas... todo sobre primeros auxilios desde un punto de vista científico y social
Gracias a tod@s

martes, 1 de abril de 2008

¿Sabías que...

...un videojuego para móvil enseña primeros auxilios?




" 'Emergencia 112' es un nuevo juego para móvil sobre emergencias sanitarias que tiene como objetivo enseñar a los usuarios cómo actuar en este tipo de situaciones.El videojuego, realizado por la desarrolladora española Exelweiss, plantea una serie de situaciones que tienen la finalidad de enseñar al jugador lo básico sobre primeros auxilios: la respiración boca a boca, el masaje cardiaco o la posición lateral de seguridad, entre otras cosas.

De este modo, al fin lúdico de todo juego, le han añadido un interesante elemento didáctico.

Aún así, los toques de acción y aventura son abundantes, para que resulte más atractivo. "

Articulo completo en 20minutos

Leer más...

lunes, 31 de marzo de 2008

Quemaduras térmicas

Quemaduras son lesiones de la piel y otros tejidos provocadas por diferentes causas como el calor, la electricidad, productos químicos, etc. aunque el contacto con elementos a temperaturas extremadamente bajas, también las produce.






Quemaduras de primer grado: se limitan a la capa superficial de la piel, esta está enrojecida (eritema) y posee dolor al tacto.

Quemadurás de segundo, grado: la parte interior de la piel (dermis) se quema, formándose ampollas (flictena) llenas de un líquido claro. Producen un fuerte enrojecimiento de la piel, dolor, ampollas, sensibilidad al aire.

Quemaduras de tercer grado: la piel está carbonizada y los músculos, vasos y huesos pueden estar afectados, es decir, penetra por todo el espesor de la piel y destruye el tejido. Sus signos son pérdida de capas de piel, A menudo la lesión es indolora, porque los nervios quedan inutilizados (puede que el dolor sea producido por áreas de quemaduras de primer grado y segundo grado que a menudo rodean las quemaduras de tercer grado), ruptura de piel con grasa expuesta, edema, superficie seca.



Leer más...

sábado, 16 de febrero de 2008

¿sabías que...

...alrededor de un 1% de la población es alérgica a las picaduras de himenópteros (avispas y abejas)?



Aunque con cifras variables según los estudios, entre un 0,5 y un 1,8% de la población general es alérgica a la picadura de estos insectos. Estas cifras son mas elevadas en poblaciones expuestas -como las familias de apicultores- . En los EUA se ha calculado que aproximadamente unos 5 millones de personas por año presentan reacciones alérgicas a picaduras de insectos , calculándose unas 40 muertes anuales por este motivo.

Leer más...

La Piel, formación y estructura






La piel surge en los primeros días de la vida del embrión humano, casi al mismo tiempo que el cerebro. Pocas semanas después de la fecundación, las células que se están multiplicando para formar los distintos tejidos se distribuyen en tres estratos, llamados "hojas embrionarias". Del primero se formarán todos los órganos internos (endodermo) y del segundo los músculos y el esqueleto (mesodermo). De la tercera hoja (ectodermo) se origina el sistema nervioso y el revestimiento del organismo, es decir, la piel y las mucosas. Pero la maduración de este preciado órgano sólo termina con el nacimiento, aunque sigue perfeccionándose también después. Especialmente, la piel posee una formidable capacidad de regeneración.
Estructuralmente, la piel consta de tres capas bien diferenciadas, la epidermis, la dermis y la hipodermis:

La epidermis es la capa más externa. Tiene por termino medio un milímetro de espesor, aunque es mucho más gruesa en las palmas y en las plantas y menos en los párpados. Está constituida por varias capas de células llamadas queratinocitos, dispuestas unas encima de otras como ladrillos en una pared constituyendo una barrera impermeable para casi todas las sustancias. Se regenera cada 2 meses y su función es mantener la piel hidratada, así como de protegernos de la radiación solar. La epidermis se halla constituida a su vez por diferentes capas, que reciben distintos nombres; de un nivel más profundo al más superficial, son las siguientes:
1.Capa basal o germinativa: Está formada por una hilera de células vivas que desarrollan una gran actividad y que constantemente regeneran la epidermis. En esta capa se encuentran los melanocitos, células de forma estrellada cuyos brazos o prolongaciones se denominan dendritas, y que son las células responsables de la fabricación de la melanina. La melanina es un pigmento que contribuye al color de la piel y nos protege de los posibles efectos negativos de los rayos solares. Entre los queratinocitos y los melanocitos se da una relación muy especial, ya que la melanina elaborada por los melanocitos es transferida a los queratinocitos, sin conocerse aún el mecanismo por el que esto se produce. Además en esta capa también se encuentran células del sistema inmunológico (células de Langerhans) encargadas de presentar los antígenos (sustancias extrañas del exterior) a los linfocitos, e iniciar así la respuesta inmune de defensa.
2.Capa espinosa: Se sitúa por encima de la capa basal y está constituida por varias hileras de células que representan otro estadio de evolución de las células basales. Las células de la capa espinosa se unen entre sí y con las de la capa basal constituyendo un sólido “armazón”.
3.Capa granulosa: Está formada por elementos celulares aplanados que contienen gránulos de queratohialina, sustancia córnea característica de esta capa. Estas células no poseen capacidad de dividirse, ya que están dedicadas exclusivamente a la síntesis o formación de queratina.
4.Capa córnea: Está constituida por capas de células muertas denominadas corneocitos que constituyen el último paso en la evolución de los queratinocitos desde su origen en la capa basal. Se encuentra en constante descamación, aunque en condiciones normales este fenómeno es imperceptible. Así nuestra piel se renueva constantemente. Esta capa aparece en toda la piel, excepto en las mucosas (o sea, labios, vulva, boca, etc.).

La dermis forma la mayor proporción de la piel y constituye el verdadero soporte de este órgano. Tiene un espesor de unos cuatro milímetros. Esta dividida en tres zonas que, de un nivel más superficial al profundo, reciben los siguientes nombres: Dermis papilar, dermis reticular y dermis profunda. Ya no se trata de capas de células superpuestas, como sucedía en la epidermis, sino de un complicado sistema de fibras entrelazadas, embebidas de una sustancia denominada "sustancia fundamental", en la cual se sitúan una extensa variedad de tipos de células. En la dermis se encuentran también los anejos cutáneos, que son de dos tipos: córneos (pelos y uñas) y glandulares (glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas). También se encuentran los vasos sanguíneos que irrigan la piel (la epidermis no posee vasos) y las terminaciones nerviosas.

Los tipos de fibras que constituyen el armazón de la dermis y que dan lugar a la tersura, la flexibilidad y la elasticidad de la piel son:
- Fibras de colágeno: Son el principal componente de la dermis; al microscopio se muestran con un aspecto blando y ondulado.
- Fibras elásticas: Aunque más escasas que las anteriores, tienen su importancia, pues son las responsables de la elasticidad de la piel.
- Fibras de reticulina: Son muy escasas y se disponen alrededor de los anejos (pelos, uñas, glándulas) y de los vasos sanguíneos.

Las células que forman principalmente la dermis se denominan fibroblastos. Son las que se encargan de producir las fibras de colágeno y elásticas y la sustancia fundamental. Existen además distintas células del sistema inmunológico (linfocitos, macrófagos, eosinófilos y mastocitos) presentes en número variable dependiendo de las circunstancias de la piel, aumentando cuando existe inflamación. En este supuesto además se encuentran células extravasadas desde los vasos sanguíneos, hematíes y leucocitos.
La sustancia fundamental se encuentra entre las fibras y está constituida por proteínas (sustancias características de los tejidos orgánicos), electrólitos (como el sodio o el potasio), glucosa y agua.


La hipodermis es la capa más profunda de la piel. También se llama tejido celular subcutáneo o panículo adiposo. Se halla constituida por gran multitud de adipocitos (células grasas), dispuestos en lóbulos, separados entre sí por haces de fibras colágenas y elásticas que reciben el nombre de trabéculas. La grasa forma un tejido metabólico muy activo que además protege al organismo proporcionándole amortiguación y aislamiento térmico.

Leer más...

La Piel, definición

La piel es esencialmente la cubierta o envoltura exterior del organismo...


La piel es esencialmente la cubierta o envoltura exterior del organismo que funciona de manera permanente y que cumple dos importantísimas misiones, la de relacionarnos con el mundo exterior y la de protegernos de las agresiones de ese propio mundo. Nos envuelve y nos protege; nos separa y nos pone en contacto con el entorno.

En cuanto a la función de relación, en ella se encuentra uno de los sentidos que tenemos más desarrollados, el tacto. La piel es la encargada de recibir los estímulos del exterior a través de las terminaciones nerviosas que se sitúan en ella y de ahí se dirigen al cerebelo que nos dice como debemos reaccionar. Cada centímetro cuadrado de piel contiene unos cinco mil receptores sensitivos. La piel es la primera responsable de que sintamos una caricia o de que notemos el calor producido por el fuego o el frío de la nieve. Pero también la piel es el espejo de los sentimientos y emociones interiores. Ponernos rojos porque algo nos da vergüenza, "tener la piel de gallina" o sudar por algo que nos produce miedo, son algunas de las muchas respuestas emocionales que se ponen de manifiesto a través de la piel.


La piel posee otras funciones básicas para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Tiene una función protectora, ya que es capaz de seleccionar lo que resulta dañino para el organismo y lo que, por el contrario, es beneficioso para nosotros. Esto se consigue gracias a su disposición de barrera que impide la entrada de sustancias nocivas (millones de bacterias que viven sobre ella, cuerpos extraños y, en parte, radiaciones solares perjudiciales) y a un sistema inmunológico propio. Además tiene una función reguladora del metabolismo: impide la salida de sustancias (líquidos y células) imprescindibles para nuestro organismo, regula la temperatura corporal protegiéndonos de los cambios de temperatura ambiental (tanto del frío como del calor) y transforma los rayos del sol en vitamina D (vitamina necesaria para el buen estado de nuestros huesos).

Leer más...

lunes, 11 de febrero de 2008

Primeros auxilios en heridas







Heridas leves

Si la herida es en la mano, procura inmediatamente quitar anillos, pulseras u otros objetos que puedan obstruir la circulación sanguínea.
Lávate las manos con agua y jabón, antes de iniciar los primeros auxilios.
Limpia la herida con agua limpia y jabón, después con un desinfectante limpia los extremos cercanos a la herida, evita que el desinfectante entre en la herida.
Evita poner pomadas o polvos antibióticos.
Si la herida no sangra la puedes dejar descubierta, siempre y cuando no sea expuesta a factores infecciosos.  También puedes cubrir la herida con una gasa estéril, puedes fijarla con una venda (no apretada), o con cinta médica adhesiva.
Cambia la gasa diariamente, observa si la piel presenta inflamación, enrojecimiento o dolor. Si este es el caso, comunícate con tu médico para que te recete el medicamento adecuado.

Heridas graves

Por lo general una herida grave requiere de atención médica urgente, trata de localizar ayuda médica de inmediato y prosigue con los primeros auxilios.
Procura guardar la calma ante el herido.
Lo primero que debes hacer es evaluar el tipo de herida
Tomar signos vitales.
Tratar de detener la hemorragia y prevenir el estado de shock.
Cubre la herida, de preferencia con gasa estéril o de no contar con ella, utiliza el trapo más limpio que encuentres.
Cuando la herida fue causada por un cuchillo, picahielos, etc. y el objeto aún está clavado en el cuerpo, POR NINGÚN MOTIVO LO SAQUES, debes tratar que el objeto se mueva lo menos posible, puedes improvisar una especie de dona con tela o gasas y fijarla a la piel.
No des de beber nada a la víctima.

Herida por arma de fuego

La dirección que tomó la bala dentro del cuerpo es impredecible a simple vista, pero siempre hay que pensar en órganos dañados, fractura de huesos, etc.
Las heridas de bala deben ser atendidas de inmediato por un profesional médico.
Revisa el lugar de la herida y procura detener el sangrado con un trapo, gasa limpia.
Acuesta a la víctima de espaldas con las piernas recogidas (Flexionadas), colocando cojines debajo de las rodillas.
Toma signos vitales
Evita el estado de shock
Mantén a la víctima acostada y cubierta con una manta, mientras llega la ayuda médica profesional.
No des de beber nada.
Si la herida es en una extremidad (brazo, pierna), cubre la herida, entablilla y traslada al herido a un centro médico.

Heridas de cara y cráneo


Generalmente estas heridas son causadas por un golpe, una caída, un accidente automovilista; este tipo de heridas, por lo general, sangran mucho debido a la vascularización de la zona.
A veces hay hundimiento del hueso y se observan sus bordes, hay salida de líquidos, hemorragia por oídos y nariz.
La víctima puede manifestar tener visión doble, presentar vomito, cosquilleo, adormecimiento o parálisis de la cara.
Procura recostar a la víctima y tranquilizarla
Limpia la herida con una gasa y agua limpia o suero fisiológico, no uses desinfectantes.
Cubre la herida con una gasa, o tela limpia, evita ejercer presión sobre la herida, ya que puede haber fractura con hundimiento del hueso.
Procura mover lo menos posible a la víctima, para evitar mayores lesiones en caso de fractura de cráneo o cuello, procura inmovilizar a la víctima con un collarín ortopédico.
Cuando la herida está en un ojo o en ambos, no trates de quitar el objeto clavado, simplemente cubre los ojos con un vaso desechable o algo similar y trata de fijarlo con una venda, y busca ayuda médica profesional de inmediato.

Herida por anzuelo

En este tipo de heridas, lo indicado es observar la profundidad del anzuelo.
Nunca trates de tirar del anzuelo.
Si la punta salió por otro extremo, lo conveniente es cortar el extremo puntiagudo con unas pinzas o alicatas limpias, y retirar el anzuelo por el lugar por donde entró. Si puedes cortar ambos extremos del anzuelo, lo puedes sacar por cualquiera de los lados.
Lava y desinfecta la herida.
Si la herida fue muy profunda y sangra mucho, busca ayuda médica profesional.

Levantamiento de piel (laceradas)

En este tipo de heridas, se ve claramente, una porción de la piel levantada.
No laves la herida
Intenta colocar la piel nuevamente en su lugar, cubre la herida con una gasa.
Si el sangrado es importante, puedes aplicar un poco de presión con una venda ancha, para detener la hemorragia.
Aplica frío local y busca ayuda médica profesional, tal vez sea necesario poner algunos puntos de sutura para cerrar la herida.

Aplastamiento

Pide ayuda de inmediato.
Si el aplastamiento es total no levantes el peso, espera a los equipos de emergencia.
En este tipo de emergencias, es de suma importancia el tiempo que la víctima estuvo aplastada, toma el tiempo de la hora del accidente (si te es posible),
Controla las hemorragias graves y cúbrelas con un trapo limpio.
En caso de haber fracturas procura inmovilizar la zona o completamente a la víctima.
Toma signos vitales y procura que la víctima no caiga en shock

Leer más...

Heridas, PPAA

Aprende jugando, apartado especial para niños



Elimina la bacterias antes de que te infecten

Cura una herida, pon en orden los pasos

Leer más...